Boston cream pie en vaso (SIN HORNO)

¡Hola mentes creativas!

Hoy os traigo la última receta de esta sección (¡ooohh!) y como no podía ser de otra forma es una versión de una tarta muy conocida: Boston Cream Pie o Tarta de Crema de Boston.

bostoncream4

 

Esta tarta es muy famosa en el norte de América, tanto como para ser “uno de los postres más populares y codiciados de los Estados Unidos (la favorita, por ejemplo, de Frank Sinatra, la familia Kennedy… entre otros), hasta el punto de ser declarado postre oficial de Massachusetts en 1996″ (sacado del blog Pemberley Cup&Cakes. No os perdáis su receta original de esta maravillosa tarta aquí).

En cierta forma la Boston Cream Pie es muy parecida a la típica tarta de la abuela (de hecho con los restos de crema y chocolate me hice una miniversión de esa tarta), solo que cambiando el bizcocho por galletas, así que ya os podéis imaginar por qué es tan exitosa.

Para elaborar este postre necesitaremos tener a mano mi receta de crema pastelera, que os preparé hace unos meses y que, como sabéis, considero un básico de la repostería. Por lo demás es el postre más fácil que he preparado en esta serie, pero no por ello el peor (de hecho es el que más éxito ha tenido, me hacen la ola para que lo repita jaja).

Antes de dejaros con la receta de la tarta Boston os tengo que decir que además de ser la última receta de la serie, también será, previsiblemente, la última receta del verano. Pero no os preocupéis que a finales de agosto/principios de septiembre me tendréis aquí como un clavo con un montón de recetas para la vuelta al cole. 😀

Ahora sí, ¡vamos allá con la receta!

 

 

INGREDIENTES

  • 150 gramos de crema pastelera
  • 100 gramos de chocolate
  • 100ml de nata
  • Sobaos o bizcochos

 

  1. Lo primero que haremos será preparar las cremas (para la crema pastelera tenéis la receta aquí). Para hacer la crema de chocolate pondremos la nata al fuego hasta que hierva. Entonces retiraremos del fuego y la volcaremos sobre el chocolate. Esperaremos un minuto y ya podremos remover hasta que se integre completamente. Dejaremos enfriar en la nevera durante 2 horas.
  2. Para el montaje pondremos una base de bizcocho, una capa de crema, otra base de bizcocho y la cobertura de chocolate. ¡Más fácil imposible!

 


 

Como veis en el vídeo para la segunda capa he cortado círculos de bizcocho con un cortapastas. Lo hice así para que la capa de arriba quedara completamente lisa y tuviera un aspecto más bonito, aunque no es necesario hacerlo así si no os apetece.

Con las cantidades que os he puesto ahí os dará para cuatro tarritos, así que si queréis hacer más o menos tendréis que multiplicar o dividir.

Aunque, como os he dicho, es la última receta del verano, seguiré estando activa por las redes sociales (Facebook, Instagram). Además, ¡en mi canal de Youtube tenéis las recetas de verano del año pasado para refrescaros! 😜😜

¡Nos vemos en el próximo post! ❤❤❤

Cheesecake de galletas OREO (SIN HORNO)

¡Hola mentes creativas!

Hoy os traigo otra receta de la sección de postres en tarrito: cheesecake de galletas OREO sin horno.

cheesecake oreo

 

Hace unas semanas os puse la receta de New York cheesecake y ya os dije que me encantó. Así que me propuse traeros esta receta tan conocida por Internet por si alguno de vosotros no la ha probado todavía.

El procedimiento es prácticamente el mismo que en la New York, así que no tengo mucho más que decir sobre ella, a parte de que es una receta BBB (buena, bonita y barata), pues no lleva ningún ingrediente raro y, por supuesto, no es necesaria la utilización del horno.

¡Vamos allá con la receta!

 

 

INGREDIENTES

  • 170 gramos de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 200ml de nata (35% M.G.)
  • 50 gramos de azúcar
  • 10 galletas OREO
  • 2 hojas de gelatina (+agua fría para hidratarlas)
  • Cacao puro en polvo
  • Mini OREO

 

  1. Lo primero que vamos a hacer es separar las galletas OREO, por un lado la galleta con crema y por otro la que no tiene. Cogeremos las que no tienen crema y las trituraremos hasta hacerlas polvo. Las que tienen crema las pasaremos unos segundos por la trituradora pero dejando pedazos de galleta grande.
  2. Echaremos agua bien fría en un bol y pondremos las dos hojas de gelatina a hidratar.
  3. En un cazo pondremos el queso, la nata y el azúcar a fuego medio. Removeremos hasta que el queso se deshaga e incorporaremos la gelatina hidratada bien escurrida. Seguiremos removiendo hasta que la gelatina se disuelva por completo.
  4. Pasaremos esa mezcla por un colador para que nos quede una crema fina y le incorporaremos las galletas con crema que teníamos semitrituradas.
  5. Para el montaje pondremos las galletas en polvo como base y echaremos la crema de queso por encima. Llevaremos durante 1 hora a la nevera para que cuaje.
  6. Por último sólo tendremos que espolvorear cacao puro en polvo y decorar con unas mini OREO. ¡Listos!

 


 

Las cantidades dan exactamente para cuatro tarritos de cristal y los podéis guardar en la nevera un máximo de 4 días bien tapados para que no se os reseque la parte de arriba (aunque no creo que lleguen al cuarto día jeje).

Si te animas a hacer alguna de mis recetas comparte una foto en tus redes sociales y etiquétame (Facebook, Instagram). Por supuesto no olvides suscribirte a mi canal de Youtube para no perderte ninguna vídeo-receta.

 

¡Nos vemos en el próximo post! ❤❤❤

 

Kinder Bueno en versión tarrito (SIN HORNO)

¡Hola mentes creativas!

Continuamos con la serie de recetas sin horno y hoy os traigo una muy especial: Kinder Bueno en versión tarrito.

kinderbueno3

 

No podía faltar en esta serie un postre ultramegachocolateado y se me ocurrió hacer mi versión del famoso Kinder Bueno en formato de vaso. Al metértelo en la boca te transporta directamente al sabor de esas barritas, que a mi, personalmente, me recuerdan a mi infancia.

Este postre está formado por varias capas: una base de oblea, que aportará textura al postre (además de darle el sabor típico de esas barritas), dos capas de crema de chocolate con leche y en el medio una capa de crema de avellanas.

Es algo más laborioso que los anteriores postres por tener que elaborar las dos cremas, pero os aseguro que no tiene ninguna complicación y estoy segura de que será un éxito en vuestra casa, sobre todo entre los más pequeños.

Y después esta breve explicación… ¡vamos allá con la receta!

 

 

INGREDIENTES

CREMA DE AVELLANAS

  • 100 gramos de avellanas
  • 35 gramos de azúcar glas
  • 1 cucharada de leche

CREMA DE CHOCOLATE

  • 200 gramos de chocolate con leche
  • 200ml de nata (35% M.G.)

ADEMÁS…

  • Obleas para helado
  • Avellanas trituradas

 

  1. Comenzaremos preparando la crema de avellanas. Para ello pondremos las avellanas en una trituradora hasta que estén hechas polvo. Entonces echaremos el azúcar glas y seguiremos triturando a velocidad alta. Cuando se nos forme una masa compacta incorporaremos la leche y trituraremos durante 10 minutos. A mi sólo me hizo falta una cucharada de leche, pero si veis que después de unos cuantos minutos no empieza a volverse líquido echadle más leche de media en media cucharada.
  2. Para la crema de chocolate pondremos en el fuego la nata junto con el chocolate hasta que estén completamente integrados y dejaremos enfríar hasta que tenga una textura densa (como la Nutella).
  3. Para el montaje trituraremos unas cuantas obleas y las pondremos en la base. Echaremos una capa de chocolate, una de avellana y de nuevo otra de chocolate. Para decorar podéis poner unas cuantas avellanas machacadas y un trocito de oblea ¡Listo!

 


 

kinderbueno1

 

Tened en cuenta que, como habéis visto, no he llenado los vasitos hasta arriba. Esto se debe a que no os recomiendo hacer de él un postre muy grande porque si no llegaría a empalagar. Además está mil veces más bueno de un día para otro, ya que la crema de chocolate se espesará aún más y quedará una textura perfecta.

Como siempre os digo, si te animas a hacer alguna de mis recetas comparte una foto en tus redes sociales y etiquétame (Facebook, Instagram). Por supuesto no olvides suscribirte a mi canal de Youtube para no perderte ninguna vídeo-receta.

 

¡Nos vemos en el próximo post!

Tiramisú fácil en tarrito (SIN HORNO)

¡Hola mentes creativas!

Hoy seguimos con la serie de recetas fáciles y sin horno y no podía faltar aquí este postre italiano: tiramisú.

tiramisu

 

El tiramisú es uno de esos postres que no falta en ningún restaurante italiano y existen mil formas de hacerlo. Pero la que os traigo hoy me parece la receta más sencilla y cremosa.

Para lo crema de queso mascarpone he usado nata en vez de claras porque me parece que queda un postre muchísimo más cremoso. Si queréis que el postre sea más light y no os importa perder un poco la cremosidad podéis montar dos claras a punto de nieve y sustituir la nata por ellas.

Para la base del tiramisú he utilizado sobaos porque es lo que tenía por casa, pero para ser más fieles al postre original podéis usar bizcochos de soletilla. El café suele ir mezclado con Amaretto o algún otro licor como el ron, pero a mi personalmente no me gusta y lo he omitido (si es para niños lo tenéis que omitir sí o sí y el café lo podéis poner suave y descafeinado).

Después de estas aclaraciones ¡vamos allá con la receta!

 

INGREDIENTES

  • 2 yemas de huevo
  • 75 gramos de azúcar
  • 200 gramos de queso mascarpone
  • 200ml de nata o crema para batir (35% M.G.)
  • Sobaos o bizcochos
  • Café (con Amaretto o algún licor si te gusta)
  • Cacao puro en polvo

 

1. Poner las yemas y el azúcar en un bol y batir hasta que hayan blanqueado y doblado su volumen.

2. Incorporar el queso mascarpone, insistiendo hasta que no quede ningún grumo.

3. Poner la nata bien fría en un bol y batirla hasta que esté semimontada (picos suaves).

4. Integrar la nata en la crema de queso, con movimientos envolventes para evitar que se baje y meter durante una hora en la nevera tapado con papel film.

5. Para el montaje desmigaremos los sobaos y los humedeceremos con café al gusto. Pondremos la crema de mascarpone por encima con ayuda de una manga pastelera y espolvorearemos cacao puro en polvo por encima. ¡Listo!

 


 

tiramisu

Con esa cantidad os da para unos 5 tarritos de tiramisú y los podéis guardar entre 3 y 4 días en la nevera, tapados para que no se resequen (aunque no creo que lleguen al segundo jaja).

Yo solo he puesto una capa de bizcocho y encima la crema, pero podéis ir alternando varias capas. Para hacerlo en versión “grande” no hace falta que desmiguéis los sobaos o bizcochos, con poner en fila los que queráis será suficiente.

Y como siempre, ya sabes: si te animas a hacer alguna de mis recetas comparte una foto en tus redes sociales y etiquétame (Facebook, Instagram). Por supuesto no olvides suscribirte a mi canal de Youtube para no perderte ninguna vídeo-receta.

¡Nos vemos en el próximo post! ❤❤❤

 

 

 

Cheesecake o tarta de queso (SIN HORNO)

¡Hola mentes creativas!

Esta semana inauguro una nueva serie de recetas y comienzo por una que no va a dejar indiferente a nadie: cheesecake o tarta de queso sin horno.

 

cheesecake

Como os decía, esta semana inauguro una nueva serie de recetas. Serán todas recetas sin horno y en versión individual y, por supuesto, muy fáciles. Obviamente podéis hacerlas en versión “grande” cambiando los tarritos por un molde, pero a mi siempre me resulta más cómodo hacer las recetas así para poder regalarlas. Para que podáis identificar las recetas de esta serie llevarán al final del título “(SIN HORNO)”.

Comenzamos hoy por este cheesecake o tarta de queso americana porque es una receta muy básica que nos puede sacar de cualquier apuro. Además, al ser de queso, queda un postre para nada dulzón y con un sabor muy suave, ideal para las personas a las que no les gusta mucho el dulce.

El topping típico del cheesecake es el de fresa, pero podéis usar el sabor que más os guste (frambuesa, moras…) y si hacéis mermeladas caseras fijo que quedan de vicio. Lo mismo para las galletas, si tenéis unas favoritísimas poned esas en lugar de las María 😉

Y sin perder más el tiempo ¡vamos allá con la receta!

 

INGREDIENTES

  • 200 gramos de queso crema
  • 200 ml de nata para montar
  • 50 gramos de azúcar
  • 2 láminas de gelatina (+ agua para hidratarlas)
  • Galletas María
  • Mermelada o sirope de fresa

 

  1. Triturar un poco las galletas con ayuda de una batidora o un rodillo sin llegar a hacerlas polvo.
  2. Poner a hidratar las dos hojas de gelatina en un bol con agua fría.
  3. Poner a fuego medio el queso, la nata y el azúcar y remover hasta que se deshaga el queso sin que llegue a hervir. Incorporar la gelatina y remover hasta que se disuelva por completo. Quitaremos del fuego y colaremos la mezcla para asegurarnos de que queda fina.
  4. Para montar los vasitos pondremos una base de galletas trituradas y por encima echaremos muy despacio la mezcla de queso para no mover las galletas de la base. Meteremos a la nevera durante 1 hora para que se cuaje.
  5. Una vez haya cuajado ya podremos ponerle el topping de fresa y ¡listos!

 


 

cheesecake

 

Con esas cantidades os saldrá lo justo para 4 cheesecakes en tarritos de cristal. Si queréis hacer la versión tarta, la base de galletas la tenéis que hacer triturando las galletas del todo y mezclándolas con mantequilla para que os quede una base sólida, si no al cortarla se quedarán todas las galletas en el plato.

Podéis guardarlos durante 3-4 días en la nevera bien tapado para que no se reseque la parte de arriba y yo recomiendo sacarlos 15 minutos antes de comer para que esté muy cremoso.

El otro día me etiquetó una seguidora en el resultado de una de mis recetas y me hizo mucha ilusión así que ya sabes: si te animas a hacer alguna de mis recetas comparte una foto en tus redes sociales y etiquétame (Facebook, Instagram). Por supuesto no olvides suscribirte a mi canal de Youtube para no perderte ninguna vídeo-receta.  ❤❤❤

¡Nos vemos en el próximo post!

🍰🍓SUSCRÍBETE 🍎🍧

Suscríbete al blog más creativo



_________________________