Fudge de chocolate con leche y Lacasitos

¡Hola mentes creativas!

¿Cómo va la semana? Hoy os traigo una receta de esas que alegran cualquier pena 😍 : fudge de chocolate con Lacasitos.

Fudge de chocolate

 

Ya hacía un tiempo que no hacía ninguna receta chocolateada y eso, para mi que soy una fiel amante del chocolate, es pecado mortal.

Para quien no sepa qué es el fudge, es una especie de caramelo blandito de chocolate. Al cogerlo es firme, pero se muerde sin complicación y se derrite en la boca. No tengo ni idea de quién lo inventó, pero, desde aquí, GRACIAS, con mayúsculas.

El fudge más típico que se encuentra por Internet es el de galletas OREO, que es increíble, pero, como quería volver a mis queridos choco-postres, decidí hacerlo de chocolate con leche. Para darle un toque más crujiente le he puesto Lacasitos o grageas de chocolate que, bajo mi punto de vista, combinan a la perfección (y mientras escribo esto se me ocurre que con M&M’s tiene que estar de vicio también, a parte de darle otro sabor con los cacahuetes. ¡Me lo apunto para la próxima! :D)

Después de haberos abierto el apetito hablando tanto de chocolate… ¡Vamos allá con la receta! 👍

 

 

INGREDIENTES

  • 300 gramos de chocolate (yo usé chocolate con leche Valor, pero podéis usar negro si os gusta más)
  • 300 gramos de leche condensada
  • Lacasitos o grageas de chocolate

 

  1. Pondremos en un bol el chocolate y la leche condensada y llevaremos al baño María hasta que se haya derretido e integrado todo por completo. También podéis hacerlo al microondas, en intervalos de 30-40 segundos y removiendo bien para que no se queme el chocolate.
  2. Mientras tanto trituraremos un poco los Lacasitos con ayuda de un objeto contundente (como un rodillo), así quedarán más distribuidos en el fudge.
  3. Añadiremos los Lacasitos a la mezcla y la pondremos en un molde con papel encerado. Si queremos podemos decorar con más Lacasitos la parte superior.
  4. Dejaremos enfriar el fudge durante 24 horas en la nevera y ya podremos cortarlo en cuadraditos para disfrutar.

 


Fudge de chocolate

¡Y esto es todo por hoy! Si te atreves con la receta me encantaría que me enseñaras una foto compartiéndola en mis redes sociales (Instagram, Facebook). Además puedes suscribirte a mi canal de Youtube para no perderte ninguna de mis videorecetas.

 

¡Nos vemos en el próximo post! 💋

Croissants de hojaldre rellenos de chocolate

¡Hola mentes creativas!

Hoy os traigo la receta de uno de los postres franceses más conocidos: croissants de hojaldre rellenos de chocolate.

croissants2

 

En esta ocasión no os voy a enseñar cómo hacer el hojaldre, si no que partiremos de una base de hojaldre comprada o que previamente hayáis hecho si sois unos cocinillas. Si utilizáis una hecha por vosotros podéis jugar con el grosor de la masa para conseguir unos hojaldres más gorditos. ¡Eso sí! Hay que tener en cuenta que el tiempo de horneado aumentará, si no nos quedarán crudos por dentro.

Yo los he rellenado de crema de cacao porque me resulta más fácil para cerrarlos, pero podéis usar un trocito de chocolate de tableta y quedará igual de rico. También podéis improvisar con los rellenos siempre y cuando se puedan meter en el horno (la nata montada no, por ejemplo), tanto dulces (mermeladas, dulce de leche…) como salados (queso, jamón…). Podéis dejarlos vacíos y rellenarlos una vez horneados de cualquier cosa que os guste (o comerlos solos, que están buenísimos).

No les he puesto glaseado a mis croissants porque no me parece que le haga falta al espolvorearlos con azúcar, pero si os gusta ¡adelante!

 

¡Vamos allá con la receta!

 

 

INGREDIENTES

  • 1 lámina de hojaldre
  • Crema de cacao
  • 1 huevo
  • Azúcar glas

 

  1. Comenzaremos precalentando el horno a 210ºC.
  2. Cogeremos la lámina de hojaldre (preferentemente circular) y la cortaremos en 8 triángulos, haciendo dos corte en cruz y dos cortes en equis. Haremos un corte desde la base hasta 1/3 del triángulo, así no se deformarán los croissants al hornearlos.
  3. Pondremos un poco de crema de cacao en la parte superior de los triángulos y enrollaremos con cuidado de que no se salga la crema. Los colocaremos en una bandeja de horno y pintaremos con huevo batido. Si queremos podemos espolvorear con azúcar glas.
  4. Los hornearemos durante 20 minutos y los dejaremos enfriar sobre una rejilla antes de comer. ¡Listos!

 


 

No olvides que puedes compartir esta receta en tus redes sociales para que llegue a más gente. También puedes suscribirte a la newsletter del blog y a mi canal de YouTube para no perderte nada de nada.

 

¡Nos vemos en el próximo post!

 

Smoothie de fresa y plátano

¡Hola mentes creativas!

 

Parece que ya se acerca el buen tiempo definitivamente y la verdad es que solo apetece comer cosas fresquitas como la receta de hoy: smoothie de fresa y plátano.

Smoothie4

 

La receta que os traigo hoy no tiene en sí  ninguna complicación, pues lo que realmente quiero enseñaros con este post es a preparar vuestros propios smoothies con las frutas que queráis y que os queden perfectos.

Al prepararlo podemos cometer dos errores: o dejarlo demasiado líquido, casi como un zumo, o por el contrario dejarlo tan espeso como un puré. Obviamente estos dos errores se pueden solucionar, pero con el inconveniente de que al tener que añadir más fruta o leche nos saldrá más cantidad (y eso se puede convertir en un círculo vicioso de “me queda espeso y echo leche, ahora esta muy líquido y echo más fruta…”).

Tenemos que tener en cuenta que hacer un smoothie perfecto es más complicado cuando usamos frutas que tienen mucho agua, como el melón o la sandía. Para intentar compensar podemos echar ingredientes que nos espesen la mezcla, como por ejemplo el plátano  o cambiar la leche por yogur griego.

Aquí abajo os voy a dejar unos cuantos ejemplos de cómo hacer smoothies de varios sabores para que veáis como combinar frutas con agua e ingredientes espesos y conseguir un buen resultado.

Ejemplos de smoothies (con cantidades por persona):

  • Smoothie de plátano: 2 plátanos pequeños (o 1 y 1/2 normales) + 100ml de leche
  • Smoothie de frambuesas: 100 gramos de frambuesas + 1/2 yougur griego + 100ml de leche
  • Smoothie de kiwi y fresa: 1 kiwi + 50 gramos de fresas + 1 yogur griego
  • Smoothie de naranja y plátano: 2 plátanos pequeños + 100ml de zumo de naranja

¡Y como último ejemplo la receta que os traigo esta semana!

 

 

INGREDIENTES (2 personas)

  • 2 plátanos
  • 200 gramos de fresas
  • 200ml de leche
  • Nata montada
  1. Cortaremos todas las frutas en trozos pequeños para que no nos queden grumos en el smoothie.
  2. Pondremos las frutas en una batidora (preferiblemente de vaso) junto con la leche y batiremos durante 3 minutos a velocidad media-alta hasta que esté cremoso.
  3. Serviremos en un vaso lo suficientemente alto para que podamos decorar con nata. Además, para hacer una presentanción más bonita podéis poner una fresa encima de la nata. ¡Listo!

 


Yo normalmente suelo utilizar plátano en mis smoothies porque es mi fruta favorita y la manera más sana de espesarlos, pero siempre tenéis la opción del yogur.

Por último deciros que, por supuesto, podéis cambiar la leche por leche vegetal y que no olvidéis darles un toque diferente: un poco de canela, virutas de chocolate… ¡Así nunca os cansaréis de beberlos!

Si preparas algún smoothie puedes compartir una foto en tus redes sociales y etiquetarme (Facebook, Instagram) y no olvides suscribirte a mi canal de Youtube para no perderte ninguna vídeo-receta.

 

¡Nos vemos en el próximo post!

Tartaletas de hojaldre con crema de limón

¡Hola mentes creativas!

 

Hoy os traigo una segunda propuesta para el Día de la Madre utilizando el lemon curd que os enseñé la semana pasada: tartaletas de hojaldre.

tartaletas4

 

Al igual que los pastelitos de nata, esta es una receta muy sencilla (más incluso), así que aunque os la enseño a pocos días del Día de la Madre vais a poder hacerla sin problemas.

Como siempre os digo podéis usar los rellenos que más os gusten para variar la receta a vuestro gusto, os di muchas ideas de rellenos aquí y aquí. La verdad es que no hay mucho más que decir sobre estas tartaletas, ya que son sumamente fáciles, así que voy a ir al grano…

¡Vamos allá con la receta!

 

Descargar receta

INGREDIENTES

  • 1 lámina de hojaldre
  • 1 huevo batido
  • Lemon curd
  • Frambuesas
  • Azúcar glass
  1. Comenzaremos precalentando el horno a 210ºC calor arriba y abajo.
  2. Cogeremos la lámina de hojaldre y con ayuda de un cortapastas redondo de 10cm iremos cortando círculos. A la mitad de los que nos salgan, y con ayuda de otro cortapastas redondo más pequeño, les quitaremos el centro (nos quedará con forma de donut).
  3. Pintaremos todos los círculos con huevo batido y meteremos al horno durante 10 minutos. Después dejaremos enfriar sobre una rejilla.
  4. Para montar las tartaletas solo tendremos que coger uno de los círculos completos y con ayuda de una manga con boquilla fina pondremos el lemon curd haciendo una espiral. Entonces pondremos encima uno de los hojaldres a los que habíamos cortado el centro y apretaremos un poco para que la crema se distribuya bien.
  5. Por último, en el círculo que queda en medio de las tartaletas pondremos 2-3 frambuesas y espolvorearemos con azúcar glass.

tartaletas3

En fin…  se entiende mejor viendo el vídeo, ya que escrito parece un lío total pero ¿a que era facilísimo? Y lo mejor de todo es que están buenísimas.

 

¡¡Si las haces me encantaría que me enseñaras una foto compartiéndola en mis redes sociales (Instagram, Facebook)!! Además puedes suscribirte a mi canal de Youtube para no perderte ninguna de mis videorecetas.

 

¡Nos vemos en el próximo post!

Lemon curd o crema de limón

¡Hola mentes creativas!

Se va acercando el calor (aunque parece que este año se está haciendo de rogar) y estoy desempolvando recetas fresquitas que poderos traer al blog y que mejor que empezar por este lemon curd o crema de limón.

 

 

Los curds son una especie de mermeladas de cítricos, con un sabor muy intenso. Se preparan con los jugos y ralladuras de frutas ácidas y se cuajan al baño María con huevo. Es por eso que no son tan duraderos como las mermeladas, ya que tienen una vida de unas dos semanas.

El lemon curd es tradicional en la hora del té en Inglaterra, untada en los típicos scones, así que si estábais pensando en preparar un té típico inglés, no puede faltaros esta deliciosa receta. Actualmente se utiliza en muchas otras cosas: rellenos de pasteles, coberturas de tartas… ¡Todos aquellos amantes del limón no vais a poder dejar de ponérsela a todo!

¡Vamos con la receta!

 

Descargar receta

INGREDIENTES

  • Ralladura de 2 limones
  • 150 ml de zumo de limón
  • 150 gramos de azúcar
  • 3 huevos
  • 50 gramos de mantequilla
  1. Comenzaremos rallando dos limones, con cuidado de no llegar a la parte blanca que es amarga. También exprimiremos limones suficientes para conseguir 150ml de zumo (en mi caso fueron 4 limones)
  2. Pondremos en un bol los huevos, el azúcar, el zumo y la ralladura, removeremos hasta que esté todo mezclado y pondremos al baño María sin dejar de remover.
  3. Una vez que haya espesado y tenga la consistencia de una mermelada, lo retiramos del fuego y lo colaremos para que nos quede una crema muy fina. Antes de que enfríe incorporaremos la mantequilla cortada en pequeños dados para que se derrita mejor.
  4. Dejaremos enfriar y pondremos en un recipiente hermético que guardaremos en la nevera un máximo de 2 semanas.

 


La crema más típica es el lemon curd, pero también la hay de naranja, mandarina, frambuesa o mango (¡este último tengo muchísimas ganas de probarlo!). Si queréis que haga la receta de estas variantes ponédmelo en comentarios (¡y si tenéis vosotros una receta ponédmela también para probarla!).

Recuerda que puedes seguirme en mis redes sociales (sobre todo Facebook e Instagram), donde comparto muchas más cosas que aquí, y en mi canal de YouTube.

¡Nos vemos en el próximo post!

🍰🍓SUSCRÍBETE 🍎🍧

Suscríbete al blog más creativo



_________________________