Pastelitos de nata con frutos rojos

¡Hola mentes creativas!

Se acerca el Día de la Madre y quería traeros una receta muy fácil y rápida para que sorprendáis a vuestras madres (¡que bien se lo merecen!) sin que os cueste mucho esfuerzo: pastelitos de nata con frutos rojos.

 

Pastelitos

 

La receta no puede ser más fácil. De hecho lo único que hay que preparar realmente es el bizcocho. La receta del que os traigo hoy es la de la plancha de bizcocho genovés, que utilizo para hacer, por ejemplo, los brazos de gitano o el tiramisú.Es un bizcocho que solo lleva cuatro ingredientes (tres si no echáis la esencia de vainilla), por lo que no hay excusas para no prepararlo, ya que son, además, ingredientes comunes: huevo, azúcar y harina.

Yo he rellenado estos pastelitos de nata por ser el relleno más sencillo (se puede usar incluso nata de bote), pero podéis preparar el relleno que más os guste (o que más guste a vuestras madres): trufa, crema pastelera… Y si no os gusta la nata, pero tampoco queréis hacer un relleno complicado podéis usar la imaginación: Nutella, mermeladas, dulce de leche… ¡Hay infinidad de posibilidades que no llevan apenas trabajo!

Decidí decorar mis pastelitos con frutos rojos por arriba, pero podéis ponerlos también entre capas o poner otras frutas. Un par de ejemplos que a mi me gustan son las fresas con Nutella o el plátano con dulce de leche ¡Ñam!

Pero bueno, ¡vamos allá con la receta!

 

Descargar receta

INGREDIENTES

  • 4 claras de huevo
  • 4 yemas de huevo
  • 125 gramos de azúcar
  • 120 gramos de harina
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • Nata (más de 35% M.G.)
  • Frutos rojos

 

  1. Precalentaremos el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  2. Montaremos las claras hasta que este muy firmes. Podéis usar una pizquita de sal para que monten mejor. Batiremos por otra parte las yemas, el azúcar y la esencia de vainilla hasta que la mezcla haya blanqueado y doblado su volumen.
  3. Incorporaremos las claras a las yemas con movimientos envolventes hasta que estén integradas.
  4. Echaremos a la mezcla 125 gramos de harina tamizada y seguiremos removiendo con movimientos envolventes hasta que se haya mezclado todo bien.
  5. Pondremos la mezcla en una bandeja de horno extendiéndola con una espátula para que quede un bizcocho fino y hornearemos durante 8 minutos. Mientras tanto iremos montando la nata.
  6. Cuando el bizcocho esté frío cortaremos círculos con un cortapastas. Por último montaremos los pastelitos intercalando capas de bizcocho y de relleno. Decoraremos con frutos rojos y ¡listo!

 


 

Con esta cantidad me han salido tres pastelitos de tres pisos de 10 cm de diámetro. Si no tenéis cortapastas podéis hacer pastelitos cuadrados cortando el bizcocho con un cuchillo.

No olvides que puedes compartir esta receta en tus redes sociales para que llegue a más gente. También puedes suscribirte a la newsletter del blog y a mi canal de YouTube para no perderte nada de nada.

 

¡Nos vemos en el próximo post!

 

Cupcakes de vainilla

¡Hola mentes creativas!

Como os prometí la semana pasada, hoy os traigo la receta de mis cupcakes de vainilla natural que combinan a la perfección con la buttercream.

cupcakes TCR

La receta que os traigo hoy surge, como surgió la de la buttercream, de muchos e infructuosos intentos. De nuevo os digo que las recetas hay que tomarlas al pie de la letra. Yo solía ser (aún sigo siéndolo en algunas recetas, todo sea dicho) bastante pasota con eso de las cantidades, las temperaturas y los tiempos y lo hacía todo más o menos a ojo. Pero entonces descubrí la repostería creativa y ahí empecé a fracasar estrepitosamente en todas y cada una de las recetas: la buttercream me quedaba dura, los cupcakes secos… Hasta que probando, probando (y apuntándolo todo) fui dando con las recetas que os traigo aquí.

Mucha gente piensa que los cupcakes son magdalenas decoradas (yo misma en mis inicios veía el tema más o menos como en esta foto jaja), pero esto no es así y la diferencia está en el batido de la masa:

  • Magdalenas:  la masa se bate bastante para que que aparezcan burbujas y así queden esponjosas. Además, una vez horneadas, presentan copete.
  • Cupcakes: se intenta batir lo menos posible la masa, parando cuando los ingredientes están completamente integrados. Su característica principal es que están decorados con cremas y glaseados.
  • Muffins: se baten aún menos que los cupcakes, tiene que quedar una masa densa y no tiene que tener copete una vez horneado.

Con esta receta nos saldrán 16 cupcakes de tamaño normal. No he hecho pruebas dividiendo las cantidades para hacer menos por el tema del huevo, pero si alguien lo intenta ¡que me deje en comentarios el resultado!

Cuando los hagáis veréis que quedan extremadamente esponjosos y jugosos (¡no exagero!), prácticamente se deshacen al comerlos, por eso no recomiendo ponerles mucho peso encima con muchas decoraciones, pues se hundirían un poco. Tened en cuenta el tiempo de horneado, pues si no podrían secarse demasiado. A partir de los 20 minutos yo empiezo a controlarlos para no pasarme, ya que la humedad del ambiente también afecta al resultado.

¡Vamos con la receta!

Descargar receta

INGREDIENTES

  • 140 gramos de azúcar
  • 95 gramos de mantequilla
  • 170 ml de leche
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 210 gramos de harina
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de yogur
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1 vaina de vainilla

Nota: Todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente (con sacarlos la noche antes será suficiente).

  1. Batiremos el azúcar y la mantequilla hasta que estén bien mezclados y tengamos una pasta.
  2. Incorporaremos el huevo, la leche, el aceite y el yogur sin dejar de batir. Ahora la mezcla tendrá un aspecto grumoso como si se hubiera cortado, pero es normal.
  3. Pondremos la levadura en la harina, removeremos y la iremos echando a la mezcla poco a poco sin dejar de batir. Observaremos que la mezcla pierde la consistencia grumosa y se vuelve lisa.
  4. Por último echaremos la mitad de las semillas que hayamos sacado de la vaina de vainilla a la mezcla y batiremos hasta que veamos que se han distribuido bien (no más, pues no se debe sobrebatir).
  5. Pondremos cápsulas en un molde de cupcakes  y los llenaremos hasta los 2/3 de su capacidad, pues crecerán durante el horneado. Llevaremos al horno, que habremos precalentado a 160 ºC, durante 30 minutos.
  6. Una vez fríos los decoraremos con buttercream de vainilla y confeti comestible.

¡Listos!

 


 

Alguna ocasión os he dicho que son necesarios unos cuantos instrumentos de cocina para hacer las recetas (tengo pensado haceros un post con los utensilios que considero esenciales), pero sin duda una báscula y un set de cucharadas medidoras están en los primeros puestos, sobre todo para este tipo de recetas con unas medidas tan concretas.

 

Recuerda que puedes seguirme en mis redes sociales (sobre todo Facebook e Instagram), donde comparto muchas más cosas que aquí, y en mi canal de YouTube.

¡Nos vemos en el próximo post!

 

Buttercream de vainilla natural

¡Hola mentes creativas!

Hoy os traigo una receta rápida pero muy versátil: buttercream o crema de mantequilla con vainilla natural.

buttercreamdevainillaTCR

 

La buttercream es una crema utilizada para rellenar y cubrir tartas y, por supuesto, decorar cupcakes. Tiene una textura firme pero en la boca es esponjosa y suave (aunque llena bastante). Como su propio nombre indica está compuesta por mantequilla y azúcar glass y, aunque pudiera parecer que solo va a sabernos a mantequilla dulce, nada más lejos de la realidad si sabemos darle sabor.

La receta de  buttercream de vainilla es un básico en mi cocina y a lo largo de los años he ido perfeccionándola. Recuerdo la primera vez que hice buttercream: un mazacote sólido e incomible, al que se le notaban grumitos de azúcar y era horriblemente dulce. Fue hace mucho años y no se me pasó por la cabeza que dejar la mantequilla a temperatura ambiente o utilizar azúcar glass industrial fuera algo tan importante. Creo que cometí todos los errores que se pueden cometer. Por eso intentaré dejaros bien claro los pasos a seguir para que os quede perfecta a la primera. De todas formas, si tenéis alguna duda podéis ponerla en los comentarios 😉

Volviendo al sabor, la que voy a enseñaros hoy es mi receta de buttercream con semillas de vainilla natural, que me parece infinitamente mejor que una hecha con extracto (la mayoría no aportan mucho sabor, a excepción de algunas de marcas especializadas).

 

Y sin perder más tiempo… ¡vamos con la receta!

Descargar receta

INGREDIENTES

  • 250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 500 gramos de azúcar glass industrial
  • 1 vaina de vainilla
  • Opcional: dos cucharaditas de leche

 

  1. Sacaremos la mantequilla del frigorífico la noche antes. Tiene que estar con una textura de pomada y que al tocarla se hunda el dedo. Esto es algo sumamente importante para que la receta salga perfecta.
  2. Pondremos la mantequilla en un bol y la batiremos durante medio minuto.
  3. Tamizaremos muy bien el azúcar glass (hasta dos veces si es necesario) e iremos incorporándola poco a poco a la mantequilla sin dejar de batir.
  4. Abriremos la vaina de vainilla, rasparemos las semillas y echaremos la mitad de las mismas en la mezcla. Batiremos lo justo para que todo quede bien mezclado y tenga un aspecto esponjoso, pero no sobrebatiremos la crema, pues el calor de las varillas puede cortarla.
  5. Opcional: Si nos ha quedado demasiado dura (sobre todo en invierno) podemos echarle dos cucharaditas de leche a la mezcla para obtener una crema más ligera.
  6. Utilizaremos para decorar inmediatamente después de hacerla. Es mejor no prepararla con mucho adelanto sino justo antes de servir.

La cantidad que nos sale con esta receta sirve para cubrir entre 16-18 cupcakes o una layer cake pequeña de menos de 20cm de diámetro, aunque esto siempre dependerá de la cantidad de crema que echéis (no es lo mismo hacer decoración vertical que una rosa plana).

La buttuercream puede conservarse fuera de la nevera (siempre que no haga muchísimo calor) durante tres días, aunque nunca ha durado tanto como para comprobarlo jaja, así que si la utilizamos para cupcakes o tartas esto es una ventaja, porque conseguiremos que no se seque el bizcocho.

 


 

 

Supongo que por las fotos ya imagináis cuál será la receta de la semana que viene… ¡cupcakes de vainilla! (¿hay alguien a quien aún no le ha quedado claro que me encanta la vainilla? jaja). Sin duda, y a pesar de que soy una amante del chocolate, se han convertido en mis favoritos por lo jugosos y suaves que son.

Recuerda que puedes seguirme en mis redes sociales (sobre todo Facebook e Instagram), donde comparto muchas más cosas que aquí, y en mi canal de YouTube.

Así que… ¡nos vemos en el próximo post!

Receta de éclairs o petisús

¡Hola mentes creativas!

Como os dije el jueves pasado esta semana vamos a utilizar la deliciosa receta de crema pastelera. Hay muchos postres en los que podéis usarla, pero la que os traigo hoy es la favoritísima de mi casa: éclairs o petisús.

 

eclairs_TCR

 

Os decía también la semana pasada que la crema pastelera no me gustaba demasiado, pero, gracias a los éclairs, ¡he descubierto que me requetencanta! La verdad es que la pasta choux es de lejos mi favorita en lo que a repostería se refiere: nada dulce, ligera, relativamente fácil y con pocos (y comunes) ingredientes. Lo tiene todo para ser una receta 10.

En casa nos gusta comerlos con esta forma, pero con esta misma receta podéis hacer profiteroles y mil formas más, como cisne, rosca… Yo los he rellenado de crema, que es lo más típico, pero los podéis rellenar de mil cosas más (modo anuncio de Coca-Cola on):

Para los que no se complican: crema de cacao con avellanas

Para los clásicos: nata

Para los más golosos: merengue

Para los amantes de la avellana: praliné (¡mi favorita!)

Para los amantes de la fruta: mermelada

Como veis hay infinitas posibilidades (¡déjame en comentarios tu sabor preferido! :D) y en un par de semanas os enseñaré un relleno que me tiene enamorada para ahora que se acerca el calorcito… Igualmente con la cobertura de arriba: yo le he puesto chocolate, pero podéis hacerlo con glaseado de azúcar, almíbar o incluso dejarlos sin cubrir si el relleno es de sabor intenso.

Sin más, aquí os dejo la receta de los éclairs:

 

*NOTA: Aquí debajo os dejo un botón por si queréis tener la receta para descargar y poderla imprimir bonita 🙂

Descargar receta

 

INGREDIENTES

  • 80 gramos de mantequilla
  • 100 ml de leche
  • 100 ml de agua
  • 125 gramos de harina
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cuharadita de sal
  • 1 huevo (o el necesario para conseguir la consistencia)

 

  1. Precalentaremos el horno a 180ºC al menos durante 20 minutos.
  2. Pondremos la mantequilla, la leche, el agua, el azúcar y la sal en un cazo a fuego medio y dejaremos ahí hasta que la mantequilla se haya derretido completamente y la mezcla rompa a hervir.
  3. Mientras, iremos tamizando la harina para que no tenga ningún grumo.
  4. Una vez rompa a hervir, retiraremos del fuego y echaremos toda la harina de golpe. Removeremos muy bien y devolveremos al fuego durante otros 2 minutos para que se acabe de cocer. Después dejaremos reposando en un bol para que se temple.
  5. Una vez templada la masa, batiremos un huevo y echaremos la mitad. Removeremos hasta que se integre y echaremos la otra mitad. Este paso es el más complicado porque a veces se necesita un poco más y otras un poco menos. Necesitamos una consistencia que no pierda la forma al formar los éclairs, pero que quede bastante ligera.
  6. Extenderemos en una bandeja de horno con ayuda de una manga y una boquilla rizada y hornearemos durante 40 minutos a 180ºC.
  7. Una vez horneados, los dejaremos enfriar y les haremos tres pequeños agujeros por la parte inferior para poder rellenarlos.
  8. Rellenamos con la crema pastelera y, con chocolate derretido, formamos la cobertura superior.

 


 

Recuerda que puedes seguirme en mis redes sociales y suscribirte a mi canal de YouTube (¡eso me haría muy feliz! ^^). Últimamente he estado bastante activa por Facebook compartiendo recetas de otros bloggers para que descubráis nuevos sitios de recetas y manualidades. Si tienes un blog o una página de Facebook déjamela abajo para poder compartir lo que haces y así ayudarnos entre todos a llegar a más gente 🙂

 

Esto es todo por esta semana. ¡Nos vemos en el próximo post!

Crema pastelera, mi mejor receta

¡Hola mentes creativas!

 

Hacía mucho tiempo que no decía esa frase. Podría decir que tengo buenos motivos para esta (larga) ausencia, pero no quiero excusarme. Vengo con pilas cargadas, muchas ideas y la firme intención de no fallar ningún jueves, pues he decidido publicar regularmente ese día.
Muchas cosas han pasado desde la última vez que estuve por aquí, pero eso ya os lo iré contando…

cremapastelera

Hoy vengo a traeros una receta básica que todo aspirante a repostero debe conocer: la crema pastelera.
Reconozco que no era muy fan, de hecho la odiaba profundamente, pero eso es porque no había dado con la receta adecuada. Después de muchos intentos durante mi ausencia puedo decir que he encontrado la receta perfecta de esta crema, todos los que la han probado han quedado encantados.

 

Ya os he dicho en varias ocasiones que me gustan las cosas dulzonas, así que si ese no es vuestro caso solo tenéis que variar la cantidad de azúcar, aunque yo no bajaría nunca de 80-85 gramos. Por lo demás creo que la receta os va a encantar…

 

¡Vamos allá con la crema pastelera!

Descargar receta

INGREDIENTES

  • 480ml de leche
  • 135 gramos de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 40 gramos de maizena (fécula de maíz)
  • 1 vaina de vainilla

 

  1. Pondremos a hervir la leche junto con la vaina de vainilla, que previamente habremos abierto para sacarle las semillas. Este es un paso muy importante, pues es el que le aportará todo el sabor y olor a vainilla a la crema.
  2. Mientras esperamos a que hierva, mezclaremos las 4 yemas de huevo con el azúcar y la maizena, y removeremos muy bien hasta que la mezcla esté blanquecina.
  3. Una vez rompa a hervir la leche, retiraremos la vaina de vainilla (veremos todas las semillas flotando) y añadiremos la mitad a la mezcla de yemas. No pararemos de batir, pues si no se cuajará. Cuando esté integrado, incorporaremos el resto y haremos lo mismo.
  4. Volveremos a llevar al fuego y sin parar de remover (si no se nos puede quemar la crema), esperaremos a que espese.
  5. Retiramos del fuego y dejamos enfriar cubriéndolo a piel con papel film (es decir, tocando la crema con el film). Así evitaremos que le salga costra a nuestra deliciosa crema.

 


 

La semana que viene tengo preparada una receta deliciosa con esta crema, así que id preparándola y ponedme en los comentarios qué os parece.

Mientras tanto puedes ir visitando mis redes sociales (Instagram, Facebook, Twitter) y suscribirte a mi canal de Youtube para no perderte ninguna de mis videorecetas.

 

¡Nos vemos en el próximo post!

 

 

 

🍰🍓SUSCRÍBETE 🍎🍧

Suscríbete al blog más creativo



_________________________