Caja de origami facilísima

¡Hola mentes creativas!

 

Hoy vengo a enseñaros cómo hacer una caja de origami o, como se dice en español, papiroflexia (es decir, que solo necesitaremos papel para hacerla, ningún tipo de pegamento, ¡bieeeen!).

 

Caja origami TCR

 

Me encanta el origami. ME ENCANTA. ¿Por qué? Pues porque soy un poco manazas y suelo manchar todo con pegamento cuando tengo que usarlo y odio la sensación de estar pegagojsa. Porque solo necesito un trozo de papel (sí, solo un trozo de papel) y me encanta hacerlo cuando estoy esperando a alguien en la calle y así no aburrirme.

Una vez que empiezas es un vicio. Ya os lo enseñé en el primer vídeo/post que hice, ya que no solo vale para hacerlo en una servilleta, si no que podéis hacerlo con un folio, con los envoltorios de los chicles, con los tickets de la compra (¡llena tu vida y tu bolso de corazones de papel!)… Engancha la sensación de no-dependencia de mil herramientas para hacer algo bonito.

 

Bueno, vamos al lío. Para hacer esta caja solo necesitáis un par de folios (en este caso los use de colores, porque así me organizo mejor y quedan más bonitas) cortados en forma de cuadrado. El más grande que podéis sacar de un folio A4 es el de 21x21cm, que es el que yo he usado junto con otro 1 cm más pequeño. Esto es así para que luego la base y la tapa de la caja encajen, si fueran del mismo tamaño no lo harían y si fuera uno mucho más pequeño que el otro se saldría la tapa.

 

Desde que descubrí estas cajas las tengo por toda la casa: las uso para meter caramelos, para poner botones y útiles de costura, para meter los washi tapes, para cuando quiero hacer un regalo pequeño, etc. Podéis hacerlas de colores como yo para distinguir unas de otras al organizaros o podéis ponerle etiquetas con lo que llevan dentro (sobre todo si tenéis una buena caligrafía).

Ya no hay excusas para no ser organizado 🙂

 

Os dejo con el paso a paso de la caja en este vídeo.

 

Si te gusta y quieres ver más puedes suscribirte a mi canal y hacerme muy feliz 😀

 

¡Nos vemos, creativos!

Especial mug cakes: 5 días, 5 mug cakes

¡Hola mentes creativas!
Hoy os traigo un post muy especial y que tenía muchas ganas de hacer, visto el auge que están teniendo los mug cakes o, para que nos entendamos todos, bizcochos de microondas.

Voy a preparar cinco mug cakes diferentes (para todos los gustos, vamos), dos de los cuales se podrían considerar minitartas (ya que llevan su frosting y todo). Así que sin más os dejo con este megapost de bizcochos, ¡qué aproveche!

1. BIZCOCHO DE MICROONDAS BÁSICO

Mug cake básico TCR

 

Como su propio nombre indica, es la receta básica a partir de la cual salen el resto de mug cakes. Podemos darle todas las vueltas que queramos a la receta: cambiar azúcar normal por azúcar moreno para darle un sabor tostado, incorporar diferentes especias, frutos secos, trocitos de fruta, etc. Admite mil y una variantes, todas deliciosas.

Los ingredientes que necesitaremos para este mug cake son:
1 huevo: tamaño M
3 cucharadas de harina: de trigo. Para los celiacos podéis seguir la regla 2:1 que expliqué aquí
3 cucharadas de azúcar
1/4 de cucharada de polvo de hornear: más conocido como levadura Royal
3 cucharadas de leche
2 cucharadas de aceite de girasol o aceite vegetal: que no tenga sabor fuerte.

*Recordad que las cucharadas son medidas inglesas.

Aquí os dejo el vídeo de cómo se hace:

 

2. MUG CAKE DE CHOCOLATE 

Mug cake TCR

 

Este es sin duda uno de mis favoritos, ¡tiene un sabor a chocolate increíble! Si no lo hubiera hecho yo no me creería que solo se necesitan cinco minutos para hacerlo. Queda muy esponjoso y no tiene nada (¡NA-DA!) que envidiarle a un bizcocho en el horno. A mi me gusta al natural (solo bizcocho), pero podéis acompañarlo de nata montada, crema de cacao, una bola de helado…

Para este mug cake necesitaremos lo siguiente:

1 huevo: tamaño M.
2 cucharadas de harina: de trigo. Los celiacos podéis sustituirlo como os explico aquí.
1 cucharada de cacao puro en polvo: ya sabéis que yo uso Valor, que es el que más me gusta y el que más fácil se encuentra.
4 cucharadas de azúcar: esto va un poco en gustos. Si el cacao puro no te parece muy amargo puedes dejarlo en 3.
4 cucharadas de leche
2 cucharadas de aceite de girasol o aceite vegetal: que no tenga sabor fuerte.
1/4 de cucharada de polvo de hornear: más conocida como levadura Royal.

 

Y aquí os dejo el vídeo con la explicación:

 

3. RED VELVET MUG CAKE

Mug cake TCR

 

Aquí tenemos uno de los mug cakes que yo denominé minitartas en microondas, ya que no solo es bizcocho, si no que lo he acompañado de frosting de queso crema, que le da el toque diferente. Me encanta hacerlo cuando me quiero dar un capricho un poco más elaborado o cuando viene alguien inesperado a casa y quiero soprender: en menos de 10 minutos tengo lista una tarta individual y los ojos de la gente al verla (y al comerla)… ¡no tiene precio!

Los ingredientes que necesitamos para el bizcocho:

1 huevo: tamaño M
2 cucharadas de harina: de trigo. Los celiacos podéis usar la regla 2:1 que explico aquí.
3 cucharadas de azúcar
1/2 cucharada de cacao puro en polvo: yo uso Valor.
1/4 de cucharada de polvo de hornear: más conocida como levadura Royal.
2 cucharadas de leche
2 cucharadas de aceite de girasol o aceite vegetal
1/2 cucharada de vinagre de manzana
Colorante rojo: el necesario para que vuestra mezcla quede rojiza.

Para la crema necesitaremos:

25 gramos de mantequilla: que deberemos tener a temperatura ambiente.
50 gramos de azúcar glass: previamente tamizado.
50 gramos de queso crema: este debe estar bastante frío

 

Y aquí os dejo el vídeo de cómo se hace:

 

4. MUG CAKE VEGANO (SIN HUEVO NI LECHE)

Mug cake TCR

 

Continuamos con un mug cake adaptado a algunas intolerancias y opciones alimenticias. Se sustituye el huevo por plátano y la leche por agua, aunque con leche vegetal, como la de almendra, queda genial. Para hacerlo más healthy podemos cambiar también el azúcar por stevia (la cantidad cambia, por lo que tienes que ver las equivalencias que hace el fabricante con respecto al azúcar normal) y la harina normal por harina integral, añadiendo un poco más de agua o leche vegetal. Para los celiacos ya sabéis que podéis usar la regla 2:1 que expliqué aquí.

 

Los ingredientes que vamos a necesitar son:
1 plátano pequeño: nosostros usamos plátano de Canarias
2 cucharadas de harina
2 cucharadas de azúcar
1/4 de cucharada de polvo de hornear: más conocido como levadura Royal.
2 cucharadas de agua o leche vegetal (recomiendo leche de almendras)
2 cucharadas de aceite de girasol o aceite vegetal: que no tenga sabor fuerte.

 

El vídeo con el paso a paso:

 

5. CARROT CAKE EN MICROONDAS

Mug cake TCR

 

Terminamos este post con el último de esta serie de mug cakes. Se trata de otra de esas minitartas de las que os hablé, en concreto la típica carrot cake o tarta de zanahoria. Con esta receta ya no hay excusa: en 5 minutos tienes lista esta minitarta. Lo bueno es que al ser porción individual (o para compartir) no tienes que comerte 1kg de tarta (con sus consecuencias en la báscula, ejemmm) para «que no se eche a perder» o «es que me mira…» (¿las tartas miran? A mi si jaja).

En fin, los ingredientes para el bizcocho:

1 huevo: tamaño M
3 cucharadas de harina de trigo. Para los celiacos pincha aquí.
3 cucharadas de azúcar
1/4 de cucharada de polvo de hornear: la (mal)llamada levadura Royal
1/4 de cucharada de canela: en realidad esto va en gusto. A mi me gusta mucho, si no te gusta tanto o directamente no te gusta, disminuye la cantidad o sustitúyelo por otra cosa.
1 zanahoria pequeña rallada al gusto: a mi me gusta que se note y la rallo grande, pero si no os gusta así la podéis rallar finito y solo se verán motitas naranjas.
3 cucharadas de leche
2 cucharadas de aceite de girasol o aceite vegetal: que no tenga sabor fuerte.

Para el frosting de queso crema:

25 gramos de mantequilla: que tendrá que estar a temperatura ambiente. Para ello sácala un par de horas antes de la nevera (si estás en pleno agosto a 50ºC a la sombra con 5 minutos bastará, la cosa es que esté blandita pero no derretida).
50 gramos de azúcar glass: previamente tamizado.
50 gramos de queso crema: bien frío. No lo saques hasta que lo vayas a usar.

 

Y el vídeo explicativo:

 

 

Para no perderte ningún vídeo, suscríbete a mi canal 😉

Pompones de papel con servilletas

¡Hola de nuevo, mentes creativas!

 

Hoy os traigo unos pompones de papel, muy fáciles y rápidos de hacer y con materiales que tenemos todos por casa.

Pompones TCR

Estos pompones son ideales para decorar fiestas, poniendo varios en forma de guirnalda o colgados individualmente del techo.

También pueden servirnos como decoración de casa, para dormitorios (quedan muy bien en tono pastel en las habitaciones de los niños, todo muy Pinterest) o para el salón (al ser de papel no recomiendo ponerlos en sitios como el baño, por muy monos que sean).

 

Solo vamos a necesitar:

Papel de seda o servilletas: para hacer los pompones con papel de seda necesitaremos un mínimo de 10 hojas, si no nos quedarán huecos entre ellas y no quedará bonito. Hay que tener en cuenta el uso de los pompones: no es lo mismo ponerlos contra un pared que colgarlos del techo. Para la primera opción en vez de hacerlos con forma esférica los haremos semicirculares y así todo el volumen quedará hacia afuera, haciéndolos más espectaculares.
Si optamos por hacerlos con servilletas tenemos que tener en cuenta que cuantas más capas tengan más voluminosos van a quedar nuestros pompones. Si no, en vez de usar una, usaremos varias. Se puede hacer tanto con servilletas de mesa (las típicas cuadradas) como con servilletas a las que yo llamo «de llorar» (cómo me han afectado las películas americanas), que son las que vienen en una caja, popularmente (o no tan popularmente) llamadas tissues.
Cuerda: la que siempre uso y que me tiene enamorada, de Tiger (1€ el rollo)
Tijeras: para cortar los laterales. En el vídeo lo hago redondeado con el papel de seda y recto con la servilleta, pero os dejo otras dos ideas para los pompones, una en forma de corazón y otra en triángulo:Pompones TCR

 

Y sin más os dejo el paso a paso de los pompones:

 

 

¡Espero que os hayan gustado estos pompones!

 

Cake-pops para el Día del Padre

Hola mentes creativas!

Ponemos fin a la temática «papá» con estos cake-pops (traducidos al español como bizcobolas), una receta muy fácil y rápida y que nos ayuda a deshacernos de los restos de bizcocho que puedan quedar.

 

cake-pops creativerain

 

 

Pero… ¿qué son esos famosos cake-pops? Pues nada más y nada menos que una especie de chupa-chups de bizcocho. Se atribuye su invención a la bloggera  americana Bakerella, que decidió ponerle un palo a unos dulces ya existentes llamados cake-balls, y de ahí comenzaron a hacerse famosos por la decoración y las formas en que los hacía.

 

Lo bueno de los cake-pops es que se hacen con cosas muy asequibles y fáciles de encontrar, pero el resultado es estupendo.

Los ingredientes que necesitaremos para unos 30 cake-pops (dependerá del tamaño del que los queráis) son:

Un bote de crema de cacao con avellanas: nosotros usamos Nocilla porque nos gusta su consistencia para trabajarla. Además, esta marca tiene una variedad de almendras, que en nuestro caso nos viene genial pues en casa tenemos un alérgico a las avellanas.
130 gramos de harina: de trigo. El otro día me hicieron una pregunta por Facebook sobre recetas sin gluten y me di cuenta de que no estaba teniendo en cuenta esta intolerancia, así que tras investigar un poco sobre cómo convertir las recetas para las personas celiacas, esto es lo que por regla general encontré en blogs de recetas sin gluten:

  • Si optamos por cambiar la harina de trigo por una mezcla de Maizena (fécula de maíz) con harina de arroz, la proporción será  1:2. Es decir, que por cada cantidad x de Maizena, echaremos 2 de harina de arroz. En esta receta sería así: mezcla de 45 gramos de Maizena y 85 gramos de harina de arroz.
  • Si preferimos cambiar la harina de trigo por harina sin gluten, la cantidad será la misma, es decir, 130 gramos de harina sin gluten.

(No soy una experta en la materia ni mucho menos, así que si alguien sabe alguna manera mejor de adaptar las recetas que me deje un comentario aquí o por cualquier de mis redes sociales).

100 gramos de azúcar
1 yogur natural: también podéis usar de sabores si queréis darle otro toque a los cake-pops. A mi me encanta echarle yogur de plátano por la combinación que hace con el chocolate. Mmmmmm…
50ml de aceite de girasol: uso este porque no le da ningún sabor al bizcocho, como pasa por ejemplo con el aceite de oliva.
2 huevos: tamaño M.
1 cucharadita de polvo de hornear: la conocida levadura Royal. Para receta sin gluten aseguraros de que vuestra marca no tiene.
Cobertura de chocolate al gusto: nosotros mezclamos cake-pops de chocolate blanco y cake-pops de chocolate negro y los decoramos con lo que nos había sobrado intercambiando ambos chocolates. La cantidad dependerá del número de cake-pops que hagáis (y del tamaño) y de lo fina o gruesa que queráis la capa de chocolate (recomendamos dejarlo en un punto intermedio para que sea lo suficientemente perceptible pero sin hacer que no se note el sabor del bizcocho).

 

cake-pops creativerain

 

 

Aquí os dejo el vídeo de cómo se hacen:

 

 

Y no quería marcharme sin dejaros unos cuantos consejos de Alma de Objetivo Cupcake Perfecto a la hora de bañarlos en el chocolate para que no se os «suiciden».

 

¡Nos vemos en el próximo post!

 

 

Tarjeta para el Día del Padre

Hola, mentes creativas!

Después de un parón, en el que la gripe no me dejaba ponerle la voz en off decentemente a los vídeos (entiéndase decente como  no parecer el monstruo de debajo de la cama llamando a sus víctimas), volvemos con esta tarjeta para el día del padre.

 

Tarjeta padre

Se trata de una tarjeta en forma de camisa, con su corbata y sus botones. Me parece una manualidad sencilla para hacer con niños, ya que aunque yo uso la regla para que quede lo más perfecto posible, no es imprescindible y le dará un toque más casero a la tarjeta (que se note que nos lo hemos currado con nuestras manitas).

La corbata es lo más lioso de hacer y no sé si llegué a explicarlo bien con palabras, pero creo que las imágenes del vídeo lo dejan bastante claro. Es el único punto difícil de la tarjeta, el resto será «pegar y cantar».

Tarjeta padre

Para hace la tarjeta sólo necesitaremos lo siguiente:

Cartulina DINA4 (para una tarjeta de tamaño normal, si la queréis más grande/pequeña pues que sea en proporción)

Hoja de 15×15 cm: yo en este caso he usado un folio de color azul cortado en esa medida, pero podéis usar un folio normal y pintarlo o lo que se os ocurra, ¡imaginación al poder!

Dos botones: a poder ser que no pesen mucho, ya que si no se nos doblará el cuello de la tarjeta hacia abajo. Por lo demás pueden ser del color/forma que queráis. También podéis fabricar unos botones falsos con goma eva, por ejemplo, y así los podéis decorar como queráis.

Tijeras, lápiz, pegamento y regla

 

Y aquí os dejo el vídeo con el paso a paso:

 

Esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado. La semana que viene subiré un postre especial para el Día del Padre. Muy rico y muy fácil 😉

 

¡Nos vemos en el próximo post!

🍰🍓SUSCRÍBETE 🍎🍧

Suscríbete al blog más creativo



_________________________