Smoothie de fresa y plátano

¡Hola mentes creativas!

 

Parece que ya se acerca el buen tiempo definitivamente y la verdad es que solo apetece comer cosas fresquitas como la receta de hoy: smoothie de fresa y plátano.

Smoothie4

 

La receta que os traigo hoy no tiene en sí  ninguna complicación, pues lo que realmente quiero enseñaros con este post es a preparar vuestros propios smoothies con las frutas que queráis y que os queden perfectos.

Al prepararlo podemos cometer dos errores: o dejarlo demasiado líquido, casi como un zumo, o por el contrario dejarlo tan espeso como un puré. Obviamente estos dos errores se pueden solucionar, pero con el inconveniente de que al tener que añadir más fruta o leche nos saldrá más cantidad (y eso se puede convertir en un círculo vicioso de «me queda espeso y echo leche, ahora esta muy líquido y echo más fruta…»).

Tenemos que tener en cuenta que hacer un smoothie perfecto es más complicado cuando usamos frutas que tienen mucho agua, como el melón o la sandía. Para intentar compensar podemos echar ingredientes que nos espesen la mezcla, como por ejemplo el plátano  o cambiar la leche por yogur griego.

Aquí abajo os voy a dejar unos cuantos ejemplos de cómo hacer smoothies de varios sabores para que veáis como combinar frutas con agua e ingredientes espesos y conseguir un buen resultado.

Ejemplos de smoothies (con cantidades por persona):

  • Smoothie de plátano: 2 plátanos pequeños (o 1 y 1/2 normales) + 100ml de leche
  • Smoothie de frambuesas: 100 gramos de frambuesas + 1/2 yougur griego + 100ml de leche
  • Smoothie de kiwi y fresa: 1 kiwi + 50 gramos de fresas + 1 yogur griego
  • Smoothie de naranja y plátano: 2 plátanos pequeños + 100ml de zumo de naranja

¡Y como último ejemplo la receta que os traigo esta semana!

 

 

INGREDIENTES (2 personas)

  • 2 plátanos
  • 200 gramos de fresas
  • 200ml de leche
  • Nata montada
  1. Cortaremos todas las frutas en trozos pequeños para que no nos queden grumos en el smoothie.
  2. Pondremos las frutas en una batidora (preferiblemente de vaso) junto con la leche y batiremos durante 3 minutos a velocidad media-alta hasta que esté cremoso.
  3. Serviremos en un vaso lo suficientemente alto para que podamos decorar con nata. Además, para hacer una presentanción más bonita podéis poner una fresa encima de la nata. ¡Listo!

 


Yo normalmente suelo utilizar plátano en mis smoothies porque es mi fruta favorita y la manera más sana de espesarlos, pero siempre tenéis la opción del yogur.

Por último deciros que, por supuesto, podéis cambiar la leche por leche vegetal y que no olvidéis darles un toque diferente: un poco de canela, virutas de chocolate… ¡Así nunca os cansaréis de beberlos!

Si preparas algún smoothie puedes compartir una foto en tus redes sociales y etiquetarme (Facebook, Instagram) y no olvides suscribirte a mi canal de Youtube para no perderte ninguna vídeo-receta.

 

¡Nos vemos en el próximo post!

Suscríbete ahora al blog más creativo

Y jamás volverás a perderte ninguna de las recetas y DIYs que publico cada semana

Perfecto ¡Jamás volverás a perderte ningún nuevo post!

Mientras tanto, disfruta de los que ya tengo publicados.

🍰🍓SUSCRÍBETE 🍎🍧

Suscríbete al blog más creativo



_________________________