Toffee o crema de caramelo

¡Hola mentes creativas!

Hoy os traigo la receta de salsa toffee o de caramelo, que es una salsa con el sabor de los tradicionales caramelos Solano (o los Werther’s Original).

Toffee casero

 

Es una receta muy versátil por la cantidad de usos que podemos darle: como relleno en bombones y chocolatinas, topping de helados y tartas… La semana que viene tendréis una receta para que veáis un ejemplo 😉

Como os he dicho antes tiene un sabor parecido a los caramelos Solano, aunque todo dependerá de lo tostado que dejéis el azúcar. En mi caso, como veis por el color oscuro, lo he tostado bastante (tostar no es quemar, ¡ojo!), ya que la receta que iba a hacer ya era bastante dulzona y no quería que empalagara. Cuanto más oscuro sea vuestro toffee (y repito, hay que tener cuidado de no quemar el azúcar), más sabor a tostado tendrá (se irá acercando al sabor del caramelo normal).

Yo he utilizado azúcar blanco, pero no hay ningún problema en usar azúcar moreno. Solo tenéis que tener en cuenta que ya partís de un sabor tostado, así que vigilad que no os quede con un sabor demasiado fuerte.

Una vez hecho os durará aproximadamente una semana en la nevera. Si lo vais a necesitar caliente, podéis volverlo a calentar en el fuego (yo prefiero evitar el microondas).

¡Vamos allá con la receta!

INGREDIENTES

  • 115 gramos de azúcar
  • 50 gramos de mantequilla
  • 200 ml de nata o crema para batir

 

  1. Comenzaremos poniendo en un cazo, preferiblemente alto, el azúcar y la mantequilla a fuego fuerte. No removeremos hasta que veamos que empieza a formarse el caramelo, pues si no podríamos integrar el azúcar en la mantequilla y que se disolviese.
  2. Cuando veamos que la mantequilla y el azúcar se están derritiendo y empezando a coger color removeremos para evitar que se nos queme y tostaremos hasta el punto deseado (cuanto menos tostado, más dulce).
  3. Una vez tengamos el caramelo a nuestro gusto incorporaremos la nata con mucho cuidado, porque puede ser peligroso. La nata comenzará a hervir rápidamente y se formarán muchas burbujas hacia arriba que pueden quemaros (de hecho, mientras grababa el vídeo, por estar mirando que estuviera enfocado me saltó una gota de toffee en la mano que me ha dejado un «bonito recuerdo»), por eso recomendé un cazo alto. Si se os solidifica el caramelo al echar la nata no pasa nada, removéis hasta que se disuelva. Para evitarlo tenéis que echar la nata más lentamente.
  4. Dejaremos en el fuego hasta que haya cogido la textura que queremos. Para mi la ideal es cuando tiene la consistencia de chocolate derretido, porque cuando se enfría queda una salsa cremosa.
  5. Meteremos el toffee en un recipiente hermético y dejaremos en la nevera hasta que vayamos a usarlo. ¡Listo!

 


 

¿Qué os ha parecido la receta? Fácil, ¿verdad? Si os ha quedado alguna duda podéis preguntármela en los comentarios o a través de mis redes sociales (Instagram, Facebook).

Y, como siempre os digo, para no perderos nada suscribíos al newsletter y a mi canal de YouTube.

 

¡Nos vemos en el próximo post!

Suscríbete ahora al blog más creativo

Y jamás volverás a perderte ninguna de las recetas y DIYs que publico cada semana

Perfecto ¡Jamás volverás a perderte ningún nuevo post!

Mientras tanto, disfruta de los que ya tengo publicados.

🍰🍓SUSCRÍBETE 🍎🍧

Suscríbete al blog más creativo



_________________________